Alcalde Sergio Zarzar, en conmemoración a sus 10 años de ardua gestión

Revista Murano tuvo el privilegio de entrevistar a Sergio Zarzar, Alcalde de Chillán, para honrar su impecable gestión durante 10 años como mandatario comunal, donde entre agradecimientos y motivación para seguir trabajando, hizo mención a la evolución notable y progresiva de nuestra ciudad.

Cuéntenos,  ¿Qué beneficios le ha generado Sergio Zarzar a la ciudad de Chillán en estos 10 años?

Chillán estuvo atrasado un periodo y tuvimos una acción de la naturaleza que nos complicó, como lo fue el terremoto de 2010; para ese entonces, yo llevaba un poco más de un año como Alcalde y nos tocó levantar más de 2.500 casas que se cayeron en la ciudad. Con toda la emergencia y la urgencia, fuimos capaces de ser un ejemplo en la Región del Bío-Bío y nos convertimos también en la despensa y el dormitorio para muchas familias entre Talca y Concepción, una experiencia que nos marcó negativamente pero a la larga fue un salto positivo para demostrar que los chillanejos siempre estamos dispuestos a avanzar y crecer.

Paralelamente, se estaba trabajando para que Ñuble fuera región y Chillán su capital. Hoy lo somos después de tanto tiempo y eso me llena de orgullo. Pienso que la labor que hicimos desde esta región fue determinante para lograr el objetivo. 

Pasamos también por otros tópicos, que marcaron no solamente la infraestructura, sino el trabajo de gestión que va directamente ligado a lo social y a lo humano, y esa es la prioridad para nosotros, son muchas experiencias que van a quedar impresas en el análisis de una gestión de 10 años.

 Foto archivo de su primera campaña

¿Cuáles considera que serán los verdaderos beneficios que tendrá Chillán con la creación de la nueva región?

Llevamos un poco más de tres meses como región y ya se nota el cambio, porque antes éramos un apéndice de lo que es la región del Bío-Bío, hoy por hoy, somos el corazón de la Región de Ñuble. Para poder tener contacto o gestionar situaciones con el gobierno regional era muy complicado y desplazarse 110 kilómetros nos tomaba mucho tiempo. Hoy estamos a solo 50 metros de nuestra intendencia, más cerca nuestros secretarios regionales ministeriales, la contraloría, los seremis… y todo esto influye para que gente de Chillán y de Ñuble estén trabajando por su propia región y en conocimiento de lo que son nuestras necesidades. 

Por eso, para este Alcalde que le ha tocado vivir un momento histórico, indudablemente se le ha hecho mucho más fácil trabajar para el constante crecimiento de nuestra región. Entonces, considero que lo mejor es lo que viene, lo que ya pasó pues en hora buena, damos gracias a la gente por el apoyo y avanzamos… el objetivo es seguir trabajando para que Chillán sea una ciudad agradable para vivir, de oportunidades para trabajar y de respeto para nuestros niños y adultos mayores.

Alcalde, en 10 años deben tomarse muchas decisiones, ¿Hay alguna de la cual se arrepienta?

Siempre hay situaciones que pueden salir mejor, en general, se puede hacer una relación de obras que han sido emblemáticas como la terminación del Teatro Municipal inconcluso por 70 años, el haber conseguido más de $10 mil millones para modernizar la Avenida O´Higgins, más de $15 mil millones para el Plan Maestro de Aguas Lluvias en sus dos primeras etapas. Hay también una serie de otras iniciativas que proyectan a Chillán como una capital regional con grandes y pequeñas obras, como los baños públicos en la Plaza de Armas, que muchos critican pero que la mayoría de la gente valora y está agradecida, sobre todo los turistas y adultos mayores que son los que más concurren a hacer sus trámites en el centro de la ciudad. 

Es cierto que los humanos somos imperfectos y cometemos errores, y por mencionar alguno en particular, hubiera querido que el Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco) hubiese estado antes, pero hubo factores propios y externos que incidieron, sin embargo, nos sobrepusimos y logramos presentar un instrumento de planificación que contó con la participación de más de mil vecinos, dirigentes y profesionales de todos los sectores de la comuna. Yo le agradezco a Dios porque me da la potencia y la fortaleza mental para seguir avanzando, entendiendo que no siempre lo que uno toma como decisión va a ser del gusto de todos, aunque siempre lo hacemos pensando en toda la comunidad.

Pensando en que se pudiese postular a un cargo de mayor envergadura, por ejemplo diputado o senador,  ¿Qué lo mantiene en su puesto de Alcalde?

Yo soy respetuoso de mis principios y también de la gente, cuando hablo de la gente hablo de la masa votante. Si yo me planteo ir a un tipo de elección y por un tiempo preciso, de principio a término yo lo respeto, y hoy día cuando me preguntan ¿Qué quiere ser a futuro?, mi respuesta es que me faltan dos años de gestión, entonces no voy a estar hablando de que quiero un cargo diferente. 

Por mi parte, estoy trabajando intensamente como Alcalde y no estoy pensando en interrumpir este periodo, hasta el momento, en mis 10 años como mandatario comunal, siempre me ha animado el cariño que tengo por la gente y el amor que le tengo a mi Chillán, esas son cosas que me marcan a fuego.

¿Qué tiene Sergio Zarzar que le genera tanta empatía a la comunidad?

Primero la cercanía y segundo la sencillez. Uno de los halagos que más atesoro, es cuando me dicen “Alcalde usted es el mismo de siempre”, y es que ser la primera autoridad comunal no me puede permitir elevar mi ego y mirar hacia abajo, no, me gusta mirar al frente y ojalá encontrarme con la mirada de la comunidad y trabajar en conjunto, porque de esta manera hemos logrado muchas cosas. Aunque a veces los tiempos no me dan para estar más con la gente, les transmito todo lo que se está haciendo en pro de la ciudad y eso, lo disfrutan y lo agradecen, en ese sentido pienso que ser auténtico y respetuoso es una buena fórmula para estar en la mirada de las personas, pero sino está acompañado de obras y de ejecución, lo simpático no va a servir para nada.

Ser empático es importante, siempre y cuando este acompañado de la gestión y realización de los sueños de nuestros vecinos.

¿Cuáles han sido los verdaderos costos familiares en estos 10 años de trabajo?

Costos siempre van a existir, sobre todo el tiempo con la familia y amigos, pero lo más valioso para mí ha sido el apoyo que he recibido de ellos, sobre todo de mi familia, realmente es maravilloso.

Es cierto que uno quisiera pasar más tiempo con ellos pero lo entienden, y cuando la montaña no viene a ti pues tu vas a la montaña, ellos me acompañan en ocasiones a algunas actividades y pueden ver mi trabajo, por eso entienden que mi cargo es complejo y difícil de sobrellevar, pero con el espíritu de mi señora, de mis hijos y hasta de mis nietos que apoyan la función que estoy realizando, me llenan de fuerzas y me dan ese empuje para seguir haciendo mi trabajo con amor y dedicación.

¿Qué legado quisiera dejarle a la población que lo ha visto ejercer durante estos 10 años?

Que me recuerden por el afecto que siempre he sentido por la comunidad, por el cariño que ha sido recíproco entre las partes, por la sencillez, por el trabajo intenso que hemos desarrollado; donde la mayoría de los días sábados es un día de trabajo más, y muchos de los domingos también… por la honestidad, la transparencia, la probidad, el amor a una ciudad, el cariño y respeto a la comunidad entera.