Bienvenida al mercado laboral

Ya no falta nada para salir con curriculum en mano al mercado laboral, ya que no lo considero un mundo nuevo, muchos desde pequeños y me incluyo, nos vemos insertos en el mundo laboral, algunos trabajando en la casa, ya sea ayudando a sus padres, o pequeños trabajos de loro, en los negocios familiares, etc. Sin embargo, el mercado laboral es otro asunto, es poder sobresalir de un universo de miles de personas, que buscan exactamente el mismo puesto al que aspiras tú, podríamos llamarle a esto una carrera laboral, una competición, oferta y demanda, la ley del más fuerte, etc.

Podemos decir que hoy, la competencia es fuerte, los requisitos ya no van sólo por tus capacidades, sino que ven tus aptitudes, actitudes, relaciones interpersonales, trabajo en equipo, tolerancia a la presión, tu capacidad de creatividad, innovación, toma de decisiones y riesgos, entre otras habilidades blandas, además de un sello personal. Prácticamente nos exigen ser súper humanos, con la experiencia y el autoconocimiento de una persona de 30 años, y así no funcionan las cosas según mi perspectiva. Las empresas deben ser más flexibles y comenzar a ver a los nuevos integrantes del mundo laboral como diamantes en bruto, a quienes pueden moldear y pulir los aspectos que su empresa requiera, y boom, pueden crear a un empleado personalizado. Darles la oportunidad de ganar esa experiencia que piden, y que ciertamente el tiempo de experiencia que piden muchas veces es ridículo.

Personalmente, veo el mercado laboral como una experiencia, como otro tipo de aprendizaje post- universidad, en donde aplicaremos nuestras competencias y herramientas en alguna empresa, sin embargo, también podemos pensar en crear mercado laboral, ya sea descubriendo nuevas necesidades en las empresas o simplemente llevar a cabo un emprendimiento, un sueño al que muchos aspiramos, y aunque algunos digan que puede ser difícil, creo que sería mejor que trabajar para el enriquecimiento y sueños de otra persona.

La entrada al mercado laboral puede verse un poco intimidante, sistemático, es una ola que se nos viene encima, una etapa inevitable para los que queremos obtener experiencia profesional, no tanto para seguirlo, sino para mejorarlo, que es justamente lo que hace lo nuevo a lo viejo, evolucionarlo, y revolucionarlo, pero el futuro es incierto, podemos mantener el plan original o caer en el sistema y vivir bajo el ala de la conformidad y la comodidad.

 

Constanza Jara Rojas

Egresada de Traducción Inglés – Español, Mención Negocios Internacionales