Carolina Chávez Echeverría: Directora de Desarrollo Comunitario de La Municipalidad de Chillán

Son las 8:45 de la mañana de un lunes “normal” en la vida de Carolina Chávez (34 años), y a esta hora nos recibe en su oficina de Directora de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad de Chillán. Si bien llegamos hace ya un rato la esperamos a que terminara una reunión de evaluación y coordinación con algunos funcionarios, en la cual revisaron los detalles del fin de semana como la  ocurrencia de un incendio en el sector poniente de la ciudad y cuya presencia tuvo la participación del departamento de Asistencia Social junto al turno de emergencias para realizar el informe social y habilitar una mediagua que ayudará a la familia a pasar los primeros momentos después de este acontecimiento.

Además en la reunión revisaron la agenda de actividades programadas para la semana. Al ingresar a su oficina nos comenta que si bien realizan periódicamente estas reuniones de coordinación todos los funcionarios en la DIDECO tienen claro que muchas veces la contingencia obligará a enfrentar emergencias en desmedro de “la agenda”.

Comencemos por el principio. ¿Cómo fue tu llegada al Municipio de Chillán?

Yo ingresé al municipio en diciembre de 2008 realizando una práctica de un programa SENCE a gabinete de alcaldía y al finalizar ese proceso seguí trabajando ahí junto a Paola Becker (actual gobernadora), con quien comencé a conocer el trabajo más social que realiza el municipio, el cual busca entregar solución a los problemas de quienes más lo necesitan, además de la vinculación con las organizaciones comunitarias y sus dirigentes. Este día a día laboral me llevó a estudiar Trabajo Social, como una forma de canalizar mis ganas de ayudar, lo cual me significó trabajar durante el día en el municipio y para luego asistir a clases, y aunque a veces era agotador, sabía que era por un bien superior.

¿Y en qué momento ocurre tu traspaso a la Dirección de Desarrollo Comunitario?

Desde mi llegada al gabinete me relacioné directamente con la DIDECO. Nuestro principal trabajo era generar el enlace necesario entre las diferentes direcciones del municipio durante esos 6 años de trabajo. El 2015 me titulo de Trabajadora Social y el Alcalde Zarzar me encomienda la tarea de hacerme cargo del Departamento de Organizaciones Comunitarias y encargada comunal de la Ficha de Protección Social, lo cual para mí fue un gran desafío, porque me significó pasar a liderar dos equipos de trabajo que se relacionaban precisamente con dos de las áreas que más me gustan, y al parecer el trabajo que realizamos en estas dependencias fue bien evaluado, ya que en mayo de 2016 el Alcalde me asigna el desafío de liderar la Dirección de Desarrollo Comunitario.

¿Cómo ha sido esta experiencia al mando de la DIDECO?

Si tuviese que hacer un balance de estos 2 años creo que es bastante positivo. En lo profesional me significó poder aplicar todos los conocimientos que había adquirido en mis estudios como Trabajadora Social, sumado a mi relación con los vecinos desde mi llegada al municipio, la cual siempre ha sido de mucho respeto y cariño. Y en lo personal, lo tomé como un reconocimiento al trabajo realizado, pero a la vez también como una gran responsabilidad que requiere plantearnos cada día nuevos desafíos junto al equipo de la DIDECO, esto porque el conformismo no puede existir en nuestro día a día. Junto al equipo siempre estamos evaluándonos, pero sabemos que aún queda mucho por hacer, porque pese a todas las planificaciones que podamos realizar somos conscientes que trabajamos con emergencias sociales y esos casos requieren por lo general una rápida capacidad de respuesta.

¿Cuáles son los desafíos inmediatos en la DIDECO?

Actualmente estamos trabajando en un proceso de modernización a través del uso de la tecnología, lo que nos permitirá medir y evaluar nuestros procesos internos para de esa forma mejorar la atención a los usuarios mediante un sistema informático. Además hemos incorporado un convenio con FONASA y con el Registro Civil que nos permite contar con 2 totem de autoatención en la dirección, lo cual facilita que nuestros usuarios puedan realizar algunos trámites como obtención de certificados o compra de bonos médicos mientras están en nuestras dependencias y así evitar tener que ir a otros lugares a realizar estos trámites.

También hemos hecho algunas visitas a otros municipios para intercambiar experiencias en la atención y beneficios a los usuarios, por lo cual en estos días nos hemos reunido con el Alcalde y los concejales para exponer algunas propuestas que nos interesa implementar.

La gente siempre vincula a los funcionarios públicos con partidos políticos, pero usted no viene de ese mundo. ¿Se hace complejo estar en un cargo tan relevante en la futura capital regional sin tener un partido que lo respalde?

 El Alcalde Zarzar en ese sentido ha respetado siempre mi independencia y creo que eso es algo que también él valora, ya que tiene la confianza y la certeza de que mi compromiso está con la gente. Por eso muchas veces mi relación con los concejales que representan a diferentes sectores políticos no tiene complicaciones y nos van a ver siempre trabajando con todos ellos, independiente del partido que sean, y lo mismo ocurre con los dirigentes de organizaciones comunitarias.

En la DIDECO no pedimos carné de militante, nuestro trabajo es transversal, sin cuoteos. Yo como todos tengo una tendencia política que en cierta forma define como veo el mundo, pero eso no convierte en enemigos a quienes no comparten mi visión. Porque al final del día si queremos una mejor calidad de vida para las vecinas y vecinos de nuestra ciudad debemos trabajar unidos.

Un tema en la agenda nacional este 2018 es el movimiento feminista. ¿Cómo ves a la municipalidad de Chillán en temas de equidad de género?

Creo que efectivamente los temas de equidad de género llegaron para quedarse, lo cual es muy positivo porque además está enfocado en nivelar la cancha hacia arriba. Desde la DIDECO ejecutamos varios de los programas que tiene el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, por lo que promovemos y difundimos todas las campañas sobre la materia. Durante el año son cientas las mujeres que capacitamos en oficios que les permitan desenvolverse en el mundo laboral y del emprendimiento. Realizamos campañas de sensibilización sobre temas de equidad y de violencia intrafamiliar, apoyamos a mujeres que necesitan una extensión en el cuidado de sus hijos al terminar la jornada escolar para que puedan seguir trabajando, entre otras iniciativas.

Y es que aún la crianza y cuidado de los hijos pareciera ser un tema exclusivamente de mujeres.  A nivel laboral en la municipalidad creo que el Alcalde es una persona súper abierta en estas materias. A modo de ejemplo, somos muchas las Directoras de servicio en el municipio, como DIDECO, Jurídica, Administración y Finanzas, Tránsito o Salud, direcciones que no son menores dentro del andamiaje municipal, y en el caso particular de la DIDECO casi el 80% de los programas están dirigidos por mujeres, por lo que para nosotros el tema pasa más por las capacidades y competencias profesionales de las funcionarias y funcionarios que por otros temas, pero estamos consientes que no es así en todos los ambientes laborales.

Siendo las 9:40 salimos de la oficina porque tiene una visita agendada a terreno. El día de hoy debe visitar una junta de vecinos del sector oriente para conversar con los vecinos y resolver algunas inquietudes, acompañándola para  continuar con la conversación.

Las grandes responsabilidades deben tener costos asociados. ¿Cuáles han sido los más significativos en tu caso?

En general me considero afortunada por lo que he logrado hasta ahora, tanto en lo familiar como profesional, por lo que no podría decir que existe un costo como algo negativo, por el contrario, todos los días nos enfrentamos a tener que tomar decisiones y así se va armando nuestro camino. Quizás el “costo más importante” sea el tiempo dedicado a la familia, pero con Rodrigo, mi marido, y nuestra hija Emilia, entendemos que lo más importante es la calidad por sobre la cantidad, en eso somos súper conscientes. Además el cariño que día a día recibo de los vecinos y la experiencia que me entregan en el equipo de trabajo municipal son impagables.

Son las 10 AM y ya estamos junto a los dirigentes vecinales para recorrer el sector. Al finalizar su encuentro comenzamos a terminar nuestra entrevista.

¿Tiene solución lo que solicitaron los vecinos?

Afortunadamente en este caso sí. Lo que necesitamos es activar la red interna municipal para poder solucionar el problema que se ha detectado, y que debería ser solucionado dentro de los próximos días. Si bien muchas veces nos gustaría que las cosas se hicieran más rápido, pero siempre existen procesos internos administrativos que debemos respetar, principalmente porque estamos tratando con recursos públicos, y para ello debe existir documentación de respaldo que justifique las inversiones y decisiones que tomamos.

Y ahora ¿Qué se viene para el resto del día?

Junto al Alcalde Zarzar visitaremos a una vecina que cumple 108 años esta semana, y más tarde viajaremos al sector rural de Las Vegas, ya que estamos apoyando a los vecinos en la realización de la “fiesta del camarón” y en donde debemos revisar que esté todo disponible para tal evento. El trabajo de la DIDECO no solo es en el Chillán urbano, mucho de nuestro trabajo también se desarrolla en el mundo rural. Antes de finalizar la jornada nos reuniremos con algunos delegados ministeriales para ver los detalles de algunos programas que ejecutamos y que provienen de ministerios que ellos representan. Durante estos meses también hemos participado bastante del proceso de instalación de la nueva Región de Ñuble, entregando información a las y los delegados ministeriales. En la dirección ejecutamos cerca de 26 programas correspondientes a diferentes ministerios, por lo que nuestra relación con las autoridades de gobierno es de permanente colaboración.

Siendo las 11:15 terminamos nuestra conversación y dejamos que Carolina prosiga con su agenda de día lunes ahora en compañía del Alcalde Zarzar.