Carolina Navarrete, la mujer de hoy se atreve.

Carolina, es la Seremi de Bienes Nacionales, una joven mujer apasionada por su trabajo y por la vida diaria. Llena de energías positivas y nuevas ideas, invita a todas las chillanejas a ser una Mujer de Hoy, esa que lleva su género en alto, que aprende de los errores y disfruta de cada experiencia para alcanzar todos los objetivos deseados.

Para iniciar, ¿Cómo te autodefines?

Me defino como una mujer inteligente, luchadora, tímida en algunos aspectos, perseverante y resiliente.

Cuéntanos, ¿En qué consiste tu trabajo y qué es lo que más te gusta de él?

Mi trabajo consiste en liderar el grupo de trabajo de la Seremi de Bienes Nacionales de nuestra región, intervenir en una serie de actos administrativos e informar a los vecinos de Ñuble todos los beneficios de nuestro Ministerio. Lo que más me gusta de mi trabajo es el contacto con la gente, la oportunidad de conocer sus historias y su poder, y a través de mi trabajo cambiarles la vida, sobre todo con nuestro programa Chile Propietario, que les entrega títulos de dominio.

¿Qué función cumple la ropa y los accesorios en tu vida?

La ropa y los accesorios son los elementos con los cuales nos presentamos a la ciudadanía, antes de escucharte, las personas te ven, por lo tanto, la elección de ellos debe ser cuidada, para no entregar mensajes erróneos. 

¿Cuál es tu principal virtud y prinicipal defecto?

Mi virtud la responsabilidad, y mi defecto, en ocasiones soy un poco irritable.

¿Qué haces en tu tiempo libre?, ¿cuál es tu hobbie?

En mi tiempo libre veo series y películas, me encanta ir al cine, independientemente de la película me gusta el hecho de ir al lugar. Leo un libro de vez en cuando, y mi hobbie es ir al gimnasio a mi clase de Body Combat, es un momento donde me desconecto y a la vez me permite pensar con mayor claridad sobre algunos temas. 

Carolina, ¿Te sientes una mujer realizada?, ¿Por qué?

Tengo 28 años, no sé si puedo hablar de “realizada” siendo tan joven, pero sin duda me siento muy afortunada y agradecida de las oportunidades que la vida me ha dado, y la vez, una gran responsabilidad y compromiso con hacer bien mi trabajo y mantener los otros aspectos de mi vida en equilibrio. Tengo ángeles tanto en la tierra como en el cielo, que me ayudan constantemente a ser mejor profesional y lo más importante, mejor persona. 

¿Cuál ha sido la experiencia que más te  ha marcado en la vida laboral?

Como abogada, los primeros juicios que tramité, antes de entrar al servicio público, me permitieron valorar la importancia de hacer las cosas bien. La confianza que el cliente deposita en ti no debe ser defraudada y merece todo nuestro esfuerzo y dedicación. Lo mismo ocurre en mi actual trabajo, donde trabajo para la gente, soy un servidor público, y como tal me debo a las personas que depositan en el servicio la confianza para poder solucionar sus problemas, esa convicción siempre marcara mi vida y desempeño laboral.

Define un día perfecto

Un día perfecto es aquel en que tengo tiempo para estar con mi Madre, almorzar juntas, conversar, dar un paseo o conocer nuevos lugares, y terminar el día con mi clase de Body Combat.

Para ti, ¿Cómo es la mujer de hoy, sientes que está empoderada?

La mujer de hoy se atreve, claro que está empoderada. Ya dejamos atrás los estereotipos  antiguos de que la  mujer solo está para llevar adelante la casa y cuidar a los hijos. Ahora la mujer trabaja, mantiene un hogar y se realiza a través de su trabajo y su vida personal, sin la necesidad de buscar marido ni  tener hijos, no digo que sea malo hacerlo, pero la validación como mujer se trasladó a otros ámbitos. Me gusta que la mujer se atreva a emprender, y si le va mal, aprende, se para y vuelve a intentarlo, la mujer de hoy es distinta a la de ayer, pero conserva el esfuerzo y la valentía que nos ha caracterizado siempre.