Centennials y analítica: Una combinación para cambiar el mundo

Digitalmente intuitivos y conectados, los Centennials, nacidos entre 1995 y 2005, siempre han convivido con el entorno digital, por lo que el Internet, los teléfonos móviles y las tecnologías basadas en datos siempre han sido una parte importante de sus vidas. Han estado expuestos a una cantidad sin precedentes de tecnología en su educación, ya que nacieron en la era de la hiperconectividad.

Según un estudio Chile 3D de la GfK, estos nativos digitales representan el 13% de la población chilena. Esto se traduce en que el 13% de la nueva fuerza laboral son personas jóvenes, que tienen el futuro de las industrias en sus manos. Entonces, ¿cómo podría esta generación, junto a empresas tecnológicas y analíticas, cambiar el panorama actual de la educación en América Latina y la sociedad en conjunto?

Es una tarea difícil. Según la IDC, la penetración de Internet móvil es casi el 100% en los países de Latinoamérica, lo que señala que la exposición de los jóvenes a la tecnología ha aumentado significativamente con el paso de los años, sin embargo, no puede decirse lo mismo de la educación en la región. De acuerdo con el Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA), el cual evalúa los sistemas educativos en todo el mundo haciéndoles pruebas a jóvenes de 15 años de edad en temas clave, Chile es el país de más alto desempeño en la región, pero sus puntuaciones son 10% inferiores a la media mundial. Los indicadores señalan que la educación debe cambiar si los latinoamericanos deciden dar el salto de una economía industrial a una era de la información. Los Centennials traen un enorme desafío para el sistema educativo de la región, pero la buena noticia es que la combinación de tecnologías que utilizan intensivamente puede cambiar ese escenario y, de hecho, del mundo. Usemos a China como ejemplo, el gobierno está haciendo grandes avances en lo que respecta a la educación de la población que utiliza la tecnología emergente. El país está trabajando no sólo para revolucionar la forma en que se proporciona la educación, sino en que su población joven esté bien familiarizada con las tecnologías basadas en datos como la inteligencia artificial.

Su plan de acción para 2029 es permitir que la mayor cantidad posible de estudiantes se beneficien de una educación enfocada en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, mientras equiparan a los estudiantes con el pensamiento científico y la capacidad de innovar. Si las historias de las economías avanzadas del mundo siguen siendo una guía, las personas educadas son el camino a una mayor riqueza. La educación, específicamente en temas relacionados con ciencia, tecnología, analítica, el desarrollo y la realidad virtual, es lo que podría permitir cambios significativos para el bien, impulsados por los Centennials

Marcelo Sukni.

Gerente General de SAS Chile.