Hoy siento que vivo en una sociedad moderna

Roberto Bravo, se caracteriza por ser una persona proactiva y positiva. Se levanta a diario a las 6 am para hacer deporte y luego entregarse por completo a la jornada laboral. Formar a nuevas generaciones de estilistas, atender con dedicación a sus clientes y dedicarle tiempo a su pareja, son las pasiones que le mueve cada átomo. Desde muy joven tuvo una postura muy definida respecto a su condición sexual y las igualdades que se deben resguardar e nivel micro y macro en una sociedad. “El respeto por las personas comienza en el núcleo más importante, la familia” relata.

¿Por qué una persona tan liberal como tú firma un Acuerdo de Unión Civil (AUC)?

Simplemente encontrar a la persona adecuada y estar seguro que voy a pasar el resto de mi vida con José Luis. El amor y querer construir en conjunto es algo que me mueve más que todo, ya no existe lo mío y lo tuyo, sino lo nuestro. Con él me siento en casa y con los años hemos formado una familia atípica, pero familia.  También, crear un precedente en la sociedad, hoy siento que vivo en una sociedad moderna donde existe más respeto por quienes no pensamos de forma tradicional. 

¿Sientes que ha habido un cambio después de la promulgación del AUC?

De todas maneras, creo que trajo una validación de respeto a las parejas gays en el país. La legalidad de una unión, similar al matrimonio heterosexual, crea un precedente para a las nuevas generaciones, se ve a nivel sociedad como algo natural, no escondido como se vivió en los años que me tocó descubrir mi sexualidad. Es un aporte significativo a construir una sociedad más integrativa y participativa. El tiempo nos da la razón, debemos confiar más en los corazones de las personas que en instituciones añejas;  que hoy caen por el peso de su propia corrupción, separatismo y sed insaciable de imponer sus doctrinas.

¿Crees que es más “fácil” ser gay en el 2018?

Creo que la sociedad se está abriendo a la posibilidad de encontrar nuevas formas de amar, ser gay es una arista de la situación global. La idea es que sea más fácil para todos, no sólo para nosotros. Hay precedentes que van quedando para nuevas generaciones, como la Ley de Identidad de Género. Pero hay otros grupos que también necesitan precedentes para ser “validados” socialmente, existen tantos lugares que no están habilitados para una silla de ruedas por ejemplo. Seguro es más llevadero pensar o sentir diferente en el 2018 que en los ´80, pero aún así, sigue muriendo gente a diario por ser gay, travesti, mujer, mapuche o inmigrante, eso demuestra que falta mucho aún. 

¿Crees que el AUC viene a quitarle el puesto al matrimonio o lo sientes una inclusión a medias?

No creo que el AUC venga a quitarle el protagonismo o a desplazar al matrimonio, siento que el matrimonio tiene como fin tener hijos y el AUC  generar a nivel global un reconocimiento social a quienes antes no teníamos opciones. Ser convivientes hoy tiene un peso legal, muchas veces necesario para actuar con propiedad y transparencia en ciertas circunstancias en las que nos vemos enfrentados. Creo que son cosas distintas, no se enfrentan, se complementan.

Después de este gran paso ¿que se viene para el nuevo año?

Hace diez años decidí emprender Bravo Estilistas Academia y hace veinte que me dedico a la peluquería. Visité los mejores salones del país, me capacito constantemente en Chile y el extranjero, tengo la fortuna de entregar mis conocimientos en operativos sociales hechos con mi equipo y alumnas. Creo que gracias al trabajo constante y al amor que le entrego a lo que hago estoy consolidado en el área. Tengo un desafío profesional por el que estoy trabajando hoy, un SPA orgánico-sostenible en la pre cordillera, compré un terreno y espero pronto trasladarme a ese hermoso lugar lleno de bosque y tranquilidad.  Hice un curso de biomagnetismo para entregar terapias apuntadas a la cosmetología y al sueño y descanso. También mi pareja está estudiando para ser acupunturista y ya tenemos la tina de agua caliente, la línea ecológica con la que se trabajará en masajes y peluquería y una casita en medio de los árboles.  Este lugar me hace feliz, así que estoy seguro: será un éxito.