Quizás para algunos de los lectores el título de esta columna les resulte familiar (ojalá). De ser así, ellos sabrán bien que a la luz del libro ...