La idealización del amor: Cuando el amor más que realidad parece fantasía

La idealización es un aspecto muy normalizado dentro de las relaciones y el cual está en diferentes grados dentro de la etapa de “enamoramiento”. Una etapa que el psiquiatra Roberto Shnyashiki señala como el momento en que la pareja proyecta en el otro, los sueños, ilusiones e idealizaciones que tiene sobre una relación que ha de durar para siempre. Y que sin embargo, puede ser muy dañino cuando se transforma en parte permanente de la relación.

Cuando la gente se enamora suelen resaltar las cualidades positivas de la otra persona, lo cual es inevitablemente normal, sin embargo, algunos llegan a exagerar sin darse cuenta, ya que son capaces de considerarlos perfectos, lo cual significa idealizarlo. Y este concepto ¿Qué significa? según la RAE significa elevar las cosas sobre la realidad sensible por medio de la inteligencia o la fantasía, es decir, mejorar la realidad con anhelos o deseos que siempre se han buscado, un ejemplo de ello es la famosa lista de cualidades de nuestra persona ideal.

Pero ¿La idealización es peligrosa o es solo corresponde a una etapa normal?

La idealización es una etapa normal dentro del enamoramiento y base de las relaciones actuales, sin embargo, muchos estudios arrojan que la idealización es un hábito común de las personas con baja autoestima, ya que las personas al no sentirse valiosas, rebuscan exageradamente las virtudes de los demás. Esto lleva a las personas a caer en una dependencia emocional perdiendo inconscientemente la individualidad y convirtiéndose en prácticamente esclavo del otro. El gran inconveniente de esta situación es que en algún momento y de golpe se dan cuenta en la realidad que están viviendo, lo cual trae desengaños, desilusiones y terminan en el quiebre de la relación.

Las personas que son propensas a estas situaciones suelen heredar una serie de patrones culturales y familiares respecto a las relaciones amorosas, por otro lado, suele ser un común de las personas perfeccionistas, muy organizadas, aquellas que piensan mucho y planean mucho sus vidas.

Otras investigaciones declaran lo contrario, Según Sandra Murray, psicóloga de la Universidad de Buffalo declaró que “las personas que idealizan están más contentas con sus relaciones, porque a pesar de reconocer los puntos bajos y altos de su pareja, encuentran la manera de ver las cualidades positivas al tener una perspectiva más optimista sobre la relación”. Ahora cuando la idealización se convierte en un mecanismo utilizado para visualizar de manera desproporcionada a la pareja, es cuando llegan los problemas sentencia la Psicóloga Sandra Navarrete.

Por lo tanto, la idealización podría ser positiva en la manera que no sea excesiva, es decir, una pequeña dosis que permita que ambos se sientan especiales dentro de la relación. No obstante, su significado sigue siendo “elevar la realidad con fantasía”, lo cual denota en algo negativo si se piensa en el contexto de una relación sentimental. Finalmente, lo importante es ser capaz de ser conscientes si se está en una relación saludable o si estás sufriendo algún tipo de relación idealizada.

Síntomas de que la idealización está siendo la realidad de la persona enamorada:

  • Pérdidas de tiempo individual: Las personas que tienen un problema de esta índole, suelen pasar mucho tiempo con sus parejas, y ojalá todo el tiempo posible.
  • Pierde interés en las prioridades, ya sea escuela, trabajo, vida social, familia, etc.
  • Sentir que la persona tiene todas las cualidades que se buscan, y es más, atribuirle características deseables para nosotros que la otra persona puede tener o no, pero en un alto grado.
  • Sentir ansiedad, angustia, frustración, inseguridad e inestabilidad con frecuencia ocurre cuando idealizamos a la persona y la relación que mantenemos.

¿Cómo evitar envolvernos en una idealización enfermiza?

Para evitar estas incómodas y dañinas situaciones es que debemos siempre mirar el lado humano e imperfecto del otro, es decir, sus virtudes y defectos, que por supuesto todos tenemos. Por otro lado, es realmente importante trabajar en tu autoestima, ya que es una de las principales razones de que porqué es tan frecuente en las parejas y para ello es mejor recurrir a un/a profesional. Piensa más en ti, en tus virtudes y valórate, que es lo que nadie puede hacer mejor por ti. Por último, aprende a detectar la idealización a través de los síntomas mencionados, y descubre tempranamente si estás envuelto/a en ello, de esta manera podrás buscar una solución para ti, y para la relación.