La ley de la atracción es el secreto

Debo contarles que hace varios días atrás, y de forma accidental, llegó a mis manos el Libro de”El Secreto”. Creo que la mayoría de nosotros sabe de qué se trata pero pocos se han detenido a profundizar en esta antigua teoría. Es por ello que me he sumergido en este texto y he encontrado en él muchas cosas que me hacen sentido. La ley de la atracción es la creencia pseudocientífica de que los pensamientos (conscientes e inconscientes) influyen sobre las vidas de las personas, argumentando que son unidades energéticas que devolverán una onda similar a la emitida. 

La frase “ley de la atracción” ha sido utilizada por escritores, teósofos, autores y filósofos. Según los partidarios de dicha ley, esto significa que los pensamientos (emociones, creencias, anhelos, etc.) que una persona posee, provocan consecuencias afines a lo que se desea. A este proceso se lo describe como «vibraciones armoniosas de la ley de la atracción».

Las elaboraciones modernas de dicha idea deben su existencia, en parte, a James Allen (1864-1912), que en 1902 publicó As a man thinketh (‘piensa como hombre’). Posteriormente Wallace D. Wattles (1860-1911) publicó La ciencia de hacerse rico (1910) y después Charles F. Haanel publicó The Master Key System (‘el sistema de la llave maestra’) (1912). Durante el siglo XX varios autores hicieron referencia a estas obras y las ideas contenidas en ellas.

Esta ley enuncia que, por intermedio del pensamiento, es posible atraer lo deseado. Por este motivo se asocia a la ley de la atracción con la ley de mentalismo, que dice que todo en el universo es una creación mental y que el hombre, por intermedio de su pensamiento, crea su propia realidad.

Ahora, lo primero que debes hacer es entrenar tu mente para elegir los pensamientos que deseas, de este modo, has de ser tú quien decide qué pensar. Por ejemplo,  cuando tengas un pensamiento negativo o uno que te ponga triste, simplemente debes borrarlo de tu mente. Recuerda que las emociones que experimentas son el resultado de imágenes mentales y los pensamientos que estás generando, así que úsalos bien para ver si tu enfoque mental va en la dirección correcta

Entonces, los invito a llenarnos de energía y generar pensamientos positivos que atraigan todo lo bueno que realmente deseamos; así, podremos dar cumplimiento a todos los sueños que hemos querido para nuestras vidas.

Rodrigo Lagno Soto

Director Ejecutivo

Magíster en Administración y Gestión