Ley Cholito: Tenencia Responsable de Animales de Compañía

Todos hemos visto un perrito o un gatito mal herido en la calle, mascotas abandonadas, hambrientas y sin los cuidados que requieren, sin cariño, algunos atropellados o golpeados. Y más de alguna vez hemos escuchado que a un perro lo han tenido que sacrificar por haber mordido a una persona, cuando el real responsable es el dueño de aquella criatura. En Chile existían pésimas condiciones para las mascotas, ya que eran consideradas objetos, posesión de alguien y no el compañero y amigo que en realidad es.

Hace un año, un día 6 de enero, Chile presenció a través de las pantallas el cruel maltrato que dos personas dieron a un perro, Cholito, quien recibió decenas de golpizas con un palo, hasta causarle la muerte. Esto desató el descontento, la rabia y la indignación de los animalistas y de las personas en general, pidiendo justicia por aquel animal, y por todas las mascotas, las que en nuestra sociedad no tienen voz, ni voto. Por lo cual rápidamente se movilizaron las Organizaciones de Protección de Animales, quienes se manifestaron y pidiendo el avance de la ley que llevaba 7 años tramitándose, reuniendo firmas y concientizando a los demás para ser más responsables en la tenencia de mascotas. Finalmente, esto resultó en la captación de más de 120 mil firmas, un amplio respaldo en la Cámara de Diputados, de 100 votos a favor, 1 en contra y 2 abstenciones, y en la Cámara de Senadores con 29 votos a favor, lo cual terminó en la aprobación de la esperada promulgación de la ex presidenta Michelle Bachelet de la ley Nº 21.020 sobre protección animal.

La ley Cholito se comprende como el conjunto de obligaciones que recae en una persona al momento de aceptar y mantener a una mascota o animal de compañía. Esta consta de distintas responsabilidades u obligaciones, como lo son el derecho a salud veterinaria, esterilización, responsabilidad por las acciones de la mascota, es decir, si un perro muerde a una persona, el dueño deberá hacerse responsable de cubrir los gastos médicos correspondientes.

Uno de los proyectos principales que se crearon para esta ley es el Registro Nacional Obligatorio de Mascotas, ya que esto permite a los dueños a inscribir a sus mascotas a una base de datos, de la cual está a cargo la SUBDERE, y tener un registro apropiado de la cantidad de mascotas en el país, y para una fiscalización más eficiente. Todos los animales deben tener implantado un microchip de identificación de 15 dígitos, para que los dueños puedan realizar su registro en la municipalidad donde reside el animal o en el portal ciudadano. (Fuente: El Mostrador, 2018)

Quienes violen estos estamentos tendrán una serie de consecuencias, desde multas de hasta 15 UTM si no registra a su mascota. En el caso de daño a algún animal, el culpable será penado con presidio menor, es decir, 61 días a 3 años de presidio y multa de 10 a 30 UTM ($466.000 a $1.398.000), si el daño fuese grave o muerte del animal, el culpable podría arriesgar 541 días a 3 años de presidio y multa de 20 a 30 UTM ($932.00 a $1.398.000, sumando la inhabilidad de tener alguna mascota. Cabe destacar que el plazo para registrar a las mascotas es de 180 días corridos (se cumplen el 12 de febrero de 2019) después de publicado el reglamento en el diario oficial y las multas que arriesgan quienes no cumplan con este requerimiento son de 1 a 30 UTM.

Por otro lado, la ley también otorga regulaciones, como el rol que debe tomar el municipio con los perros que no tienen dueño, es decir, estos deberán ser responsables de esterilizar, sanitizar y reubicar a los animales que viven en la calle, además serán los encargados de fiscalizar. Además, hay ciertas exigencias especiales para aquellas personas que tengan un Perro Potencialmente Peligroso (PPP), como el bullmastiff, doberman, dogo argentino, fila brasileiro, pitbull, presa canario, rottweiler y tosa inu. Los dueños de estos deben responder con lo siguiente: Ser mayor de edad, circular por la vía pública con bozal, arnés y correa, contratar un seguro de responsabilidad civil, y el dueño deberá tomar un curso de adiestramiento y obediencia. (Fuente: The Times Chile, 2018)

Estos elementos determinados en la ley, ayudarán a que las personas tomen verdadera consciencia sobre la tenencia de mascotas, para que algunos dueños aprendan que no son adornos de casa, ni guardianes para que cuiden el hogar, son seres vivos, que sienten, y que tienen necesidades, de atenciones de salud, de aire libre, de cariño y juegos. Y lo más importante que ahora las mascotas tienen derechos y una ley los resguarda y protege, ergo nada, ni nadie volverá a quedar impune ante una situación inhumana y desalmada en contra de una mascota.

Debemos agradecer siempre a todos quienes salieron a gritar en nombre de sus mascotas, quienes se manifestaron y organizaron para luchar por “Cholito” y por todos los animales que han sufrido maltratos. Por otra parte, seguir apoyando fundaciones o agrupaciones de protección de animales, grupos de apoyo a animales abandonados y otros, ya que es importante ser parte de estas iniciativas, apoyar, adoptar, cuidar y tener consciencia por ellos, por aquellos que solo viven para dar y recibir cariño y atención. Cabe destacar que esta regulación ha tenido éxito en otros países de Europa, quienes siempre nos dan el ejemplo, y en esta oportunidad fue Holanda quien se ha declarado “el primer país sin perros callejeros”, y ello solo siguiendo una estructura que busca solucionar a partir de concientizar a las personas “Recoger, Esterilizar, Vacuna, Identificar y Regresar”