Lorena Vera Arriagada

Educadora de Párvulos, Profesora de Educación Diferencial, Delegada Presidencial y Gobernadora de Ñuble bajo la administración Bachelet.

Entendiendo que usted es de profesión Educadora Diferencial y por ello, debiese tener una  mayor sensibilidad con las diversas problemáticas de las personas. Entonces ¿Cómo ve la calidad de vida de la gente de Ñuble? ¿Somos realmente una comunidad feliz?

Creo que la población de Ñuble en cierto sentido es feliz, porque vive en una región que es tranquila, reconocida por su belleza natural, por la calidez de su gente, etc, sin embargo, este ámbito de la felicidad que llena nuestros sentidos, se ve oscurecido por otros factores de vida necesarios para poder decir que se es pleno, el acceso a trabajo bien remunerado y con condiciones dignas, a la educación de calidad que de oportunidades a todos y todas, el acceso a los servicios, a la salud de calidad y oportuna, a la vivienda, etc.

 Sin duda un sinnúmero de lugares comunes, pero que lamentablemente son realidad en la cotidianidad de nuestra noble región, hacen que nuestra calidad de vida en general no sea buena, es cosa de ver los índices de cesantía, pobreza, ruralidad y otros

¿Quiénes conforman su familia y qué rol cumplen en su vida? 

Mi familia nuclear está compuesta por mi esposo Luciano, mi hijo mayor Vicente (18), Alfonso (14) y Sofía (7). Ellos son fundamentales en mi vida, son un cable a tierra dentro de la vorágine del trabajo y la vida pública que he tenido en estos últimos años, son quienes de una u otra forma me vuelven a la vida común de mamá y  esposa o media naranja (se ríe).

Por otro lado están mis padres (Rosa y Heriberto), hermanas y hermano; Eugenia, Rosa  y sus hijos Tomás y María Jesús, Heriberto en Concepción y Carla que me acompaña desde alguna parte del universo, está también mi familia más amplia; mi suegra Rosa (estoy rodeada de Rosas), mis cuñados y sobrinos; ellos siempre han estado conmigo entregándome su apoyo y compañía durante todo este proceso, y para ser honesta al igual que muchas de mis amistades han estado de manera incondicional a mi lado en los distintos espacios de mi vida.

Según su experiencia como ex Gobernadora ¿Cuáles son los aciertos y desaciertos que se han desarrollado en la instalación de la Región de Ñuble y cuáles son los temas que aún están pendientes?

¿Sabe por qué esta ex provincia de números tan bajos logró convertirse en región? Sin duda fue porque hubo una decisión política en primer lugar, pero lo que más destacó para que las voces se escucharan, es que se trabajó en unidad, con todos los matices que usted se pueda imaginar, pero aquí todas y todos éramos importantes; dirigentes, concejales, vecinos, alcaldes, académicos, gremios, parlamentarios, autoridades provinciales, todos estábamos integrados y así se concretó el proceso.

Hoy no ocurre lo mismo, en vez de aumentar y mejorar la participación se ha sesgado, se trabaja con sólo unos pocos y las acciones se han restringido más al periodo electoral que al alcance de metas a corto, mediano y largo plazo, por eso es tan importante la planificación y la ejecución de ésta y no seguir llenándonos de diagnósticos.

Ahora, no todo ha sido malo, se ha avanzado en la generación de distintas iniciativas que pueden ir mejorando la calidad de vida de los habitantes de Ñuble y eso también es importante, pero sin duda se avanzaría mucho más con un espíritu menos excluyente, con una mirada de estado y no sólo de gobierno.

Su nombre ya suena fuerte como posible carta para la Gobernación de Ñuble ¿Qué hay de cierto en ello y de ser así qué  la mueve a postularse a este importante cargo?

Si tengo la oportunidad de trabajar de lleno en el desarrollo de la Región de Ñuble, por supuesto que estoy disponible.

Conozco cada una de las comunas que la componen, dentro de ellas he podido establecer un diálogo fluido con los vecinos de distintos sectores, de escuchar sus necesidades y anhelos y también he trabajado para alcanzar soluciones a las problemáticas que enfrentan.

Siempre he sido una convencida del trabajo en equipo, y de  las oportunidades que nos puede brindar la incorporación de distintas miradas e ideas.

Las construcciones deben ser integradoras e inclusivas,  por eso es importante invitar, no quedarse con la participación de unos pocos, a veces las soluciones más inteligentes vienen del lugar que jamás pensaste, sino corregimos el rumbo ahora que estamos recién partiendo como región, y seguimos repitiendo el modelo de centralización que prima hoy en nuestro país, en unos años más, podemos recién darnos cuenta de ya es demasiado tarde. 

Del entrevistado…

¿Se siente una mujer realizada?

Absolutamente, tengo 41 años y he logrado todo lo que me he propuesto. Sin ser ambiciosa he enfrentado desafíos impensados antes y lo he hecho bien. Tengo una familia maravillosa, con mis hijos como motor del día a día, y además de todo eso estoy rodeada de gente buena.

¿Qué es lo que nunca debe faltar en su cartera?

Pañuelos desechables, lápiz, mis llaves, una peineta, teléfono y cargador, una tijera y muuuuchas otras cosas que hacen de mi cartera algo muy pesado, pero irremplazable.

¿Cómo es la mujer de hoy?

Empoderada, enfrenta muchas veces sola innumerables desafíos, que no se conforma con explicaciones de pocas palabras, se plantea metas y las alcanza, sin prejuicios limitadores. En ese sentido somos más libres, pero conservamos de nuestras ancestras la resiliencia; que es la infinita capacidad para ponernos de pie mil veces y además ayudamos también a quien está a nuestro lado…