Alexandra Junge, socia fundadora Magnolia Bar y Consejera de Cultura de la Región de Ñuble

Alexandra Junge, socia fundadora Magnolia Bar y Consejera de Cultura de la Región de Ñuble

¿Qué es lo que más te gusta de ser mujer?

La fortaleza que nos caracteriza, que nos hace levantarnos cada día para luchar por nuestras  familias e ideales.

Esa energía que me permite criar a dos hermosas hijas, ser dueña de casa, empresaria y productora.

También la amiga, la amante, la socia, la ex, la jefa, la todo a la vez. En el fondo, la capacidad de ser y hacer  muchas cosas y mantener la alegría de vivir. Y si te caes, pararte, levantarte nuevamente, secarte las lágrimas y darle.

Es esa capacidad que tenemos de entregar amor a quienes la vida nos pone en el camino, nuestras amigas, la familia y nuestra pareja. Somos y seremos siempre el hogar que buscan las demás personas.

Ah, y muy importante también, la energía que se crea muy característica y amorosa entre las mujeres que se cuidan entre sí.

Finalmente, es esa exquisita sensibilidad que muchos piensan que es debilidad de la mujer, pero que es el don que complementa las virtudes del hombre.

De niña, ¿qué soñabas ser cuando grande?

De niña siempre quise ser actriz, lo que nunca se concretó de manera profesional, pero sí me acompañó como actividad extra programática desde tercero básico hasta el 5° año de universidad, participando en diferentes obras y festivales independientes.

Siempre supe que sería mamá y este sueño sí fue cumplido. Gracias a Dios mis hijas nacieron sanas y soy muy feliz junto a ellas, me dan la fuerza de vivir cada día.

También soñaba vivir del campo y estar cerca de la naturaleza que amo y respeto mucho, creo finalmente que por eso estudié Ecología y Paisajismo.

Bueno, uno a lo largo de los años está en búsqueda de nuevos sueños y así nació Magnolia bar, que de alguna manera me abrió las puertas para acercarme al mundo cultural a partir de la música.

Sabemos que eres una fanática de la música en genera, pero ¿cuál es tu canción favorita?

Uf… tengo  tantas canciones favoritas que me cuesta nombrar solo una. Pero sí hay una que me acompaña desde pequeña, que cada vez que la escucho me recuerda mi niñez junto a mi padre. Me da nostalgia pero también ánimo para seguir luchando esos días que se tornan más oscuros, chiquitita del grupo ABA.

Sufriste una separación que sabemos que para nadie es fácil de sobrellevar. Pero, ahora que ha pasado el tiempo, e imaginamos que las heridas se han cerrado, queremos saber en qué situación sentimental te encuentras hoy en día?

Felizmente en pareja. Creo que las nuevas oportunidades existen y son necesarias, como mujer podemos desempeñar distintos roles, pero no podemos olvidarnos de ser mujer. Debe existir un equilibrio siempre. Hoy tengo mi pareja que me apaña y es un aporte a la mujer que quiero ser.

Eres una mujer dinámica y trabajadora, que cumple varias funciones sociales, y dentro de todo ello, qué ha sido lo más difícil de ser mamá?

Nadie nace con un libro que te enseñe a ser mamá. Creo que el experimentar con el ensayo y error es lo más difícil, pero la vida, la experiencia y el empuje te da el valor  necesario para sacar a tus hijos adelante. No creo en el doble rol de ser mamá y papá al mismo tiempo, debemos preocuparnos de ser buenas madres y apostar a la corresponsabilidad, jamás podremos suplir el rol de padre aunque hagamos permanentemente las dos tareas.

¿Qué ha significado Magnolia Bar en tu vida?

Magnolia Bar es como un hijo para mí. Es imposible en este tiempo no recordar esas noches de arduo trabajo, en que estábamos llenos de gente compartiendo, escuchando buena música. Hoy me permito pensar en la felicidad que me causa ver cómo una idea, un sueño, se convierte en realidad frente a mis ojos, eso me llena el corazón.

Por otro lado, también lo veo como un complemento a mi vida, un desafío constante. A veces las personas creen que tener un bar es una diversión permanente y no siempre es así, es mucho trabajo, horas de planificación, más aún en tiempos de Covid, donde hemos tenido que reinventarnos apostando a mantener a nuestros colaboradores y la permanente incertidumbre de no saber cuánto tiempo durará esto y si podremos aguantar, es la  parte ingrata de esta pega en estos tiempos de crisis.

¿Qué es lo que nunca debe faltar en tu cartera?

Mi celular y el cargador, las llaves de mi auto y de mi casa, hoy agrego el alcohol gel y mascarillas de repuesto. El celular no me puede fallar porque me mantiene conectada con mi trabajo y la vida diaria en general, debemos acostumbrarnos a esta nueva realidad donde la tecnología ya pasó a ser parte de nuestra vida cotidiana. Y el alcohol gel es parte del autocuidado que no puede faltar más.

¿Cómo te has tomado esto del Covid 19 y cómo crees que lo ha sobrellevado el país?

Ha sido algo inesperado, y en mi vida laboral terrible. Como pyme nos ha pegado muy fuerte.  Nadie imaginó ni previno que esto pasaría en Chile. Es verdad que en nuestro país estamos acostumbrados a campañas solidarias en caso de terremotos, tsunamis y otros, pero jamás pensamos en algo que hiciera peligrar la vida de todos nosotros, donde claramente hay una merma social y económica y efectos negativos en el tiempo. Es por ello que hoy apelo al sentido común, donde no podemos traspasar toda la responsabilidad a las autoridades, tenemos que ser conscientes en cuidarnos y cuidar a nuestras familias. Por el momento, debemos seguir las instrucciones de ellos, después llegará el momento de reconstruir y abrazarnos y sacar conclusiones de cómo se trató todo esto.

Un perfume, una película y un libro…..

Un perfume, Calvin Klein One y Very Irresistible de Givenchy.

Una película,El Secreto de sus ojos.

Libro, Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, donde conocí por primera vez el maravilloso mundo del realismo mágico.

Sabemos que la vida nocturna lleva de la mano consigo el sentido estético de las personas, entonces ¿Qué función cumplen la ropa y los accesorios en tu vida?

Son solo un accesorio que eventualmente puede proyectar cómo te sientes ese día, pero lo fundamental de la vida va mucho más allá de  los adornos. Lo elemental está en la esencia, en los valores, en el actuar, que lamentablemente no se ven en el día a día, pero si en el tiempo dejan huella. A parte de ser una pregunta súper sexista, no sé si a los entrevistados del género masculino le hacen la misma pregunta, son estereotipos que debemos erradicar de nuestras vidas. Los invito a partir por casa a realizar el cambio cultural para nivelar la cancha.

Imaginamos que dentro de todo, también existe un tiempo para descansar, y ahí, qué haces en tu tiempo libre?

Aprovecho lo que más puedo con mis hijas. Como mujer cumplimos muchos roles que a veces no nos permite hacer todo lo que realmente queremos, y cuando de verdad tengo tiempo libre, trato en lo posible de disfrutar de la naturaleza, como andar en moto, largas caminatas, o solo contemplación. Por otra parte, también disfruto asistir a conciertos o festivales de música (cosas que extraño mucho ahora que debemos evitar salir) También escucho buena música, veo películas o documentales, comparto con mis amigos, me doy tiempo con mi pareja, en lo posible hago todo lo que sea por ser feliz.

Siempre se dice que Chillán es una buena ciudad para vivir, pero qué es lo que más te gusta y lo que menos te gusta de esta ciudad?

Me gusta de Chillán  que es una ciudad  de tamaño justo, tiene todo lo necesario  como una gran capital y a la vez, eso rico de las ciudades pequeñas donde en la calles la gente se reconoce y saluda. Aún puedes almorzar en casa con tu familia, los vecinos interactúan y ayudan, me gusta su gente, somos una ciudad muy diversa, donde es muy grato vivir.

Lo que no me gusta y donde veo que nos hace falta avanzar es en los espacios para el arte y la cultura, en el transporte público, la falta de parques, mejoras en las vías de acceso a determinados lugares, más puntos de reciclaje, ojalá en cada villa y población. En resumen, sería ideal lograr una ciudad más justa para todos los vecinos y en particular con nuestros niños, tercera edad y personas con capacidades diferentes.

¿Cómo crees que es la mujer de hoy, y cuáles son los temas pendientes que aún tenemos como sociedad?

Hoy en día la mujer tiene la posibilidad de empoderarse, de levantar la voz, de hacer ruido! Pará mí la mujer de hoy  se mantiene en un desarrollo constante, por lo tanto, es una mujer sumamente interesante, con carácter, valiente y fuerte.

Por un lado, hoy ser mujer es poder elegir cómo queremos construir nuestros caminos. A nivel personal, ya no siento que hay un solo camino trazado que todas debemos seguir, ni una receta única que nos diga cómo se debe ser.

Pero toda libertad de elegir implica afrontar las consecuencias de la propia elección.

En mi caso, y sé de muchas mujeres más, tomar la de decisión de seguir adelante solas criando a la familia conlleva mayor responsabilidad y esfuerzos para levantar un hogar. Además, elegí seguir luchando por mis sueños y crecer laboralmente. Y el costo es grande. El tiempo en familia disminuye, e intentas que ese tiempo sea de mayor calidad.

Por eso, esa elección se hace muchas veces difícil  ya que  la búsqueda de ese ansiado equilibro cuesta mucho y genera desgaste.

Por otro lado, como sociedad aún  hay muchos temas pendientes, como la disminución de la brecha salarial, incorporar más mujeres en política, tenemos deuda en la cultura, debemos  reconocer el valor de la mujer en distintos espacios culturales. Creo que junto al respeto debe venir la equidad, es tiempo que tengamos más participación y representación para crear una ciudad más justa e inclusiva para todos y todas.

Digiqole ad

Relacionados