Carlos Araya Sandoval: Juventud, compromiso y experiencia para la nueva Región

Carlos Araya Sandoval: Juventud, compromiso y experiencia para la nueva Región

Desde temprano descubrió su vocación por el servicio público. A sus 31 años ha acumulado experiencia y hoy trabaja como estrecho colaborador del alcalde Camilo Benavente en la Municipalidad de Chillán. “La transparencia y poner todo lo aprendido al servicio de personas, es lo que ha hecho sintonía con la comunidad”, señala Carlos Araya, quien hoy sueña con convertirse en Consejero Regional.

Cuando una vecina, madre de dos niñas con patologías complejas, al fin obtuvo las llaves de su casa propia, al primero que invitó a la inauguración fue a Carlos Araya. Él las había acompañado cercanamente durante el proceso de postulación, cuando trabajaba en el Servicio de Vivienda y Urbanización (SERVIU). El ahora Candidato a Consejero Regional por la Provincia del Diguillín en las próximas elecciones del 21 de noviembre, recuerda que “al momento de cruzar la entrada de esa casa me di cuenta de que todo el trabajo se veía recompensando cuando uno podía contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas”.

Carlos Araya Sandoval, nació en la comuna de Coihueco, cursó parte de sus estudios básicos en esta comuna y en Chillán hasta la separación de sus padres, tras lo cual fue a Santiago con su abuela, lugar donde finalizó su enseñanza media en el Liceo Industrial Italia. Sus capacidades y esfuerzo le permitieron cursar la carrera de Ingeniería en Recursos Humanos, campo en el que se ha desempeñado laboralmente desde su egreso.

Hoy es uno de los hombres claves del Alcalde Camilo Benavente, con quien comparten visión respecto a la gestión e impronta que se debe dar al servicio público. ”Existen muchas personas que, por desconocimiento, imposibilidad o timidez, no acceden a los municipios u otras instituciones en busca de orientación o ayuda. Creo que debemos acercar nuestro trabajo a ellos para ser gestores del cambio social que hoy demanda nuestro país”, indica.

¿Cuáles han sido los trabajos más importantes que has realizado?
Mis trabajos más importantes han sido en Ñuble. Además del rol que hoy cumplo en el municipio recuerdo como un gran aprendizaje mi paso por SERVIU, en el área de Operaciones Habitacionales y más tarde, como encargado de proyectos en la Gobernación, específicamente en el Fondo Presidente de la República y Fondos del Gobierno Regional.

¿Cuándo inició el interés de ayudar a las personas de esta región?
Siempre estuvo ese interés, pero cuando trabajé en proyectos de la Gobernación Regional en 2016 pude formular iniciativas concretas para mejoramiento de sedes sociales, instalación de luminarias y ampliaciones de APR (Agua Potable Rural), entre muchos otros, junto a la relación con otros servicios que me permitieron entregar soluciones a vecinos y vecinas que lo requerían.

Cuando ingresé al SERVIU (2012-2014) me marcó el proceso de postulación a viviendas, fue muy gratificante poder apoyar a personas que llevaban muchos años esperando su hogar, y después de ver la alegría al obtener su casa propia.

En virtud de su experiencia en el sector público ¿Cómo podría mejorar la Región de Ñuble?
Hay iniciativas que no se han considerado y que podrían mejorar la realidad que actualmente existe. Necesitamos abocarnos a la emergencia sanitaria que conlleva el déficit de agua, trabajé en un proyecto del Gobierno Regional del Biobío que busco replicar en Ñuble para acortar el proceso de postulación. Cuando fui Director de Dideco en Ránquil teníamos cerca de 500 vecinos sin la posibilidad de tener agua potable, un recurso absolutamente vital, debido a casas aisladas y muchos cerros, se trabajaron proyectos de soluciones individuales, conocí muy de cerca esta problemática.

Además de esta situación que expone, ¿Cuáles son otras problemáticas de las comunas de esta región?
En el ámbito urbano y rural existe un problema relacionado a la locomoción colectiva, efectivamente se ha estado generando un recambio paulatino, pero muchas veces los buses disponibles son antiguos, limitan y congestionan, por ello desde el Gobierno Regional podemos hacer convenios con ministerios y transferir recursos para una mejor interconectividad entre sectores y comunas de nuestra región.

Además, es responsabilidad de quienes somos más jóvenes sacar la voz para cuidar un entorno medioambiental apto para las futuras generaciones. Educar para reutilizar, reciclar y utilizar plantas de compostaje para que no se mezclen los residuos orgánicos y no orgánicos, es por ello que el compromiso es poder considerar el reciclaje como método principal de la extracción de residuos.

Desde el Consejo Regional, ¿Cómo validaría a los municipios de la región?
Soy partidario que las transferencias se hagan a los municipios siempre y cuando se cuente con la capacidad técnica de desarrollo de iniciativas. Muchas veces los municipios más pequeños, tienen precaria cantidad de profesionales que se manejen o puedan resolver y/o evaluar técnicamente diversas áreas, por lo que es necesario generar convenios, incluso entre los propios municipios, para que se generen proyectos en común.

¿Cómo enfrenta el desafío de postular como Consejero Regional por la Provincia del Diguillín y cuáles son sus proyecciones?
Creo que pertenezco a un cambio generacional, que muchos están esperando para volver a confiar y creer en la política. Se necesitan nuevos puntos de vista y parámetros que aporten ideas innovadoras. Además, trabajar con la gente significa estar siempre disponible para atender un llamado, acudir durante los fines de semana, porque a los problemas se les da solución desde el núcleo y para eso se debe estar en terreno junto a los vecinos y vecinas.

Cuando se les da resolución a sus preocupaciones y prioridades es muy gratificante, justamente esa es mi proyección, seguir siendo un real aporte en el ámbito público en ayuda de las personas que lo necesiten, de forma cercana y personal, brindando los conocimientos técnicos que cada caso requiera en nexo con los municipios, sus organizaciones y su gente.

Digiqole ad

Relacionados