Cazuela de Pollo

 Cazuela de Pollo

INGREDIENTES

  • 1 pollo
  • 1 cebolla
  • 1 Pimiento verde
  • 2 zanahorias
  • 250 mililitros de vino blanco
  • 1 vaso de agua
  • 2 cucharadas soperas de harina de trigo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 pizca de sal
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 1 paquete de champiñón

PREPARACIÓN

Limpia el pollo y córtalo en trozos. Espolvorea un poco de sal y pimienta por todas las piezas para potenciar el sabor del pollo a la cazuela. Esta receta puede hacerse con cualquier parte del pollo, de manera que puedes cocinar muslos de pollo a la cazuela, alitas o pechuga.

Coloca una cazuela con un chorro de aceite de oliva a fuego medio alto, añade el pollo y dóralo por todos los lados.

Mientras se dora el pollo, prepara las verduras. Para ello, pela la cebolla y pícala, pela las zanahorias y córtalas en rodajas o en cuadrados pequeños, lava el pimiento verde y córtalo en trozos pequeños o en tiras.

Cuando el pollo esté casi dorado, incorpora las verduras a la cazuela, deja que se pochen y se acabe de dorar la carne. Esto puede llevarte de 5 a 10 minutos.

Mientras se hacen el pollo y las verduras, limpia los champiñones y córtalos por la mitad o en rodajas. Añádelos a la cazuela para que se vayan cocinando con el resto de ingredientes.

Cuando veas que las verduras están pochadas, agrega las dos cucharadas de harina y remueve para que se integre y se cocine. Si no cocinas la harina el pollo guisado en cazuela tendrá ese ligero sabor a harina cruda.

Vierte el vaso de vino blanco y añade la hoja de laurel, deja cocinar unos minutos para que se evapore el alcohol del vino, remueve y agrega un vaso de agua. Espolvorea un poco de sal y un poco de pimienta al gusto. Cocina durante 25-30 minutos a fuego medio. Si ves que le falta salsa, añade un poco más de agua.

Truco: Puedes potenciar el sabor del pollo a la cazuela con setas y verduras añadiendo una pastilla de caldo de pollo.

Prueba de sal y rectifica si es necesario. Apaga el fuego y deja que repose unos segundos.

Sirve el pollo cuando aún está caliente. Aunque recién hecho este plato está delicioso, lo cierto es que de un día para otro queda todavía más sabroso porque los sabores se acaban de integrar. Puedes acompañar la receta de pollo a la cazuela con patatas fritas o asadas al horno.

Digiqole ad

Relacionados