Chile bajo pandemia: Es hora de volver a ser empáticos con el otro

Chile bajo pandemia: Es hora de volver a ser empáticos con el otro

Nuestro país está entrando a una fase absolutamente crítica en relación a la pandemia que nos afecta, los contagios sobre todo en la Región Metropolitana han aumentado, así como lamentablemente los fallecidos, y todo indica que desgraciadamente que en los próximos días seguirá así.

Prácticamente en los últimos 30 días, tuvimos dos fines de semana largo, semana santa y el 1 de mayo, lo que se tradujo en una masiva salida de vehículos y personas desde la capital hacia las zonas costeras cercanas a la Región Metropolitana antes y durante esos fines de semana y previos a las medidas anunciadas por las autoridades para precisamente evitar estas salidas, lo que si bien es cierto se cumplió hubo una cantidad importante de quienes quizás hasta contagiados sin saberlo sólo querían salir de Santiago, y hoy en día vemos esas consecuencias, en primera instancia por el fin de semana largo por semana santa, y en segunda instancia pagaremos las consecuencias por las salidas durante el fin de semana largo del 1 de mayo.

El llamado por tanto es a volver a ser empáticos con el otro, con aquel que no conocemos, pero que si no tomamos de una vez por toda la seriedad que esta pandemia tiene, vamos a correr el riesgo de contagiar a aquel que no conocemos, por el simple hecho de carecer de empatía por otro ser humano. Ya todos sabemos la facilidad con que este virus se propaga y cuánto tiempo permanece en el aire y en las distintas superficies, entonces no se trata de carecer de información, se trata de pensar en el otro, en aquel que no conocemos.

Todas las medidas pueden ser tomadas, incluso una cuarentena total para todo el país, pero aun así, toda prevención comienza por uno, de no ser así, lamentablemente las cifras de contagiados y fallecidos seguirá aumentando cada día, todos como seres humanos y como ciudadanos tenemos derechos, pero también tenemos deberes, y en esta pandemia tenemos el deber de ser empáticos con el otro, sobre todo con aquel que no conocemos, es un deber y una obligación, entre todos podemos evitar una desgracia mayor, que Chile no se merece.

Senador Víctor Pérez Varela.

Digiqole ad

Relacionados