Docentes de la Escuela Artística guían el estudio en casa para sobrellevar la angustia

Desde el lunes 16 de marzo, la Escuela de Cultura Artística adoptó una cuarentena preventiva para evitar la propagación del Coronavirus. Con el incremento de casos en Ñuble, aún es aventurado especular una fecha para el retorno a clases, sin embargo, el equipo de docentes se ha mantenido en contacto con sus alumnos, quienes continúan desarrollando sus talentos en sus casas.

Es el caso del taller de Teatro, que imparte el actor Pedro Villagra. Si bien aún estaba en semanas de audiciones para consolidar su elenco 2020, con sus alumnos se ha empeñado por avanzar en la creación de una obra colectiva, para madurar y ensayar en los meses venideros. Eligió la temática del agua como su directriz.

“Estamos tratando de hacer videoconferencias para compartir textos y algunas ideas de dramaturgia. Ha sido una gran herramienta en estos días de aislamiento. Ahora la tarea es buscar material bibliográfico o literario sobre el agua: cuentos, leyendas, rimas, poemas, creaciones propias”, explica.

En tanto, para el pianista Eugenio Urrutia, impartir clases a distancia supone una dificultad mayor, pues guía a niños en sus comienzos con el piano. De todas formas, recomienda refugiarse en el instrumento durante estas semanas de incertidumbre.

“Es el tiempo ideal para trabajar tranquilos y con mucho detalle. Estos espacios de pausa son esenciales para recolectar y poner en práctica toda la información que entrega un profesor”, sostiene.

A su vez, la profesora Carmen Gloria Mella ha preparado algunos videos que ha enviado a sus alumnos de violín para sacarlos del ambiente de angustia. Los invita a que toquen la música que les gusta y así evita agobiarlos con tareas.

“El instrumento es un gran apoyo emocional, nos levanta el ánimo, nos hace elevarnos, olvidarnos un poco de lo malo y cambiar nuestra vibración a la alegría y esperanza. Además, es una entretención sana y creativa”, afirma.

La conducta se repite en las más de veinte disciplinas musicales, plásticas y escénicas que se dictan en este emblemático recinto. Cabe resaltar que la Escuela de Cultura Artística funciona regularmente con un trabajo fuerte desde los hogares. Y es que, si bien los más de 700 matriculados asisten a cada una de las disciplinas que cursan, los ensayos en casa son fundamentales para su crecimiento metódico.