Dr. Carlos Saavedra Rubilar, Rector, Universidad de Concepción

Han pasado ya 65 años desde que, en 1954, con el apoyo del Ministerio de Agricultura y el Instituto de Asuntos Interamericanos de Estados Unidos, la Universidad de Concepción se hizo cargo de los terrenos que hoy albergan a las personas, a los edificios y a los programas que conforman nuestra presencia en la región de Ñuble. 

Primero fue la Escuela de Agronomía. Hoy, ya son tres facultades, ocho carreras, dos centros de investigación, una Unidad de Capacitación y Asistencia Técnica y ocho programas de postgrado. Por ello, como rectoría, creemos que el campus Chillán ha llegado a la edad de la madurez y es tiempo de que devuelva la mano a la comunidad chillaneja que lo acoge. Es tiempo de convertir a Chillán en una nueva ciudad universitaria, así como ocurrió con Concepción. La nueva región de Ñuble y sus tres provincias ofrecen una oportunidad privilegiada para esto. La UdeC, campus Chillán, debe ser el motor de transformación que permita a la zona desplegar todo su potencial, en virtud del conocimiento generado en sus aulas y laboratorios, en sus clínicas y en sus prácticas. El área agrícola, una de las fortalezas de este campus, ofrece posibilidades de desarrollo a nivel nacional e internacional. Los académicos y académicas del campus Chillán deben posicionar su opinión al respecto en las políticas públicas que surjan en este ámbito, sopesando las ventajas de un modelo basado en la prevención, la mirada sistémica y la coordinación institucional. Lo mismo dígase para el área veterinaria: necesitamos que los académicos y académicas del campus Chillán, junto con sus estudiantes de pre y postgrado, levanten la voz y se hagan escuchar en los ámbitos nacionales e internacionales que son de su incumbencia. El país necesita de su experiencia y de su colaboración para orientar sus actividades legislativas y productivas. Y los necesita ahora. 

Considero que el mejor homenaje que se puede hacer al alma mater en su centenario es que sus miembros actuales y sus ex-alumnos se pongan de pie y hagan realidad este proyecto. Si hoy la Universidad de Concepción celebra cien años es porque un grupo de preclaros ciudadanos soñaron con lo que hoy es y, sobre todo, fueron capaces de transmitir esos sueños a sus continuadores.  

Por esto, invitamos a toda la comunidad de Ñuble a sumarse a las actividades celebratorias del centenario de esta universidad regional.