Duelo en tiempos de COVID-19: 4 técnicas para apaciguar nuestros fantasmas internos

Duelo en tiempos de COVID-19: 4 técnicas para apaciguar nuestros fantasmas internos

Cuando no podemos concretar la última despedida con nuestro ser querido y debemos vivir nuestro duelo en las dimensiones de nuestro hogar, el dolor se hace inmenso. Cada ser humano tiene un proceso propio frente a la pérdida de un ser querido, lo cual hoy en tiempos de Coronavirus, puede reactivar nuestros fantasmas internos que se manifiestan en forma de angustia, ansiedad y/o dolor.

Ante esto, existe aún una ventana de luz para simbolizar esta despedida y es a través de ciertas técnicas. La muerte es nuestro tema tabú por excelencia: se silencia, se teme y se evita. Sin embargo

hoy, producto del COVID-19, tanto la enfermedad como la muerte han tomado mayor presencia en nuestro diario vivir. Y así también, han encontrado su lugar nuestros fantasmas internos asociados al concepto de muerte, resonando en nuestros pensamientos e infiltrándose en nuestras emociones.

Éste fenómeno ha traspasado la barrera de los hogares y hoy en día son más personas las que consultan a especialistas por su duelo. Una de las preguntas que más repiten nuestros pacientes en duelo es: ​¿Cómo callar esos pensamientos que me hacen sentir culpable? ¿Cómo dejar de sentirme triste y/o enojado? ¿Cómo dejar de llorar? ¿Cuándo terminará este dolor?”

Para comprender esto, primero es útil recordar ciertas prácticas cotidianas que los han hecho aparecer. Desde pequeños nos han enseñado a no llorar “porque tenemos que ser fuertes”. Junto a esto somos sometidos a calificaciones y diagnósticos que miden constantemente nuestro valor: somos buenos o malos hijos, parejas, amantes, alumnos, trabajadores, etc…”

Una vez que ocurre el fallecimiento de un ser querido, nos resistimos a llorar y hablar de lo que sentimos, pensando que puede molestar a otros o que llorar nos puede generar algún daño. Por otro lado, suele recordarse lo bueno del fallecido y el doliente vivo siempre siente que pudo haber hecho un poco más, quedando los dolientes con una carga de culpa. ​Estos son los fantasmas asociados al duelo que pueden generarnos angustia, ansiedad, insomnio, desánimo y baja autoestima, entre otros.

Estas emociones pueden establecerse de manera más intensa en una contingencia mundial

como la crisis sanitaria que se vive hoy. Esto, ya que además del estrés ocasionado por las experiencias de duelo, se puede estar viviendo otro tipo de situaciones complicadas, como dificultades económicas, laborales, sociales, de salud y dificultades en la convivencia dentro del hogar.

A la vez existen limitaciones, como el ​distanciamiento social que imposibilita realizar ceremonias y rituales funerarios con normalidad o visitar seres queridos en los centros de salud, lo cual impacta directamente en cómo logramos aceptar la realidad de la pérdida.

Junto a esto, el apoyo social, agente esencial de afecto y contención, se ve afectado generando complejidades al vivir el proceso de duelo durante la pandemia. 

Ante estas dificultades, ​se recomienda:

1. La realización de homenajes desde el hogar​, sobre todo si no hubo una posibilidad de asistir a las ceremonias del fallecido. Estos se pueden realizar utilizando elementos significativos del ser querido y mejor aún, si se realizan en conjunto a seres cercanos con la ayuda de plataformas virtuales. Estos homenajes pueden incluir imágenes, fotos, videos, música, cantos, velas o los elementos que los dolientes consideren para rendir su tributo.

2. Es importante mantener una rutina básica de autocuidado, poniendo especial atención a nuestros ciclos de sueño y apetito, los cuales son los primeros que tienden a modificarse durante un duelo.

3. Expresar nuestras emociones y miedos. Hablar acerca de nuestros demonios hace que estos pierdan su fuerza. Mantener contacto con nuestras redes de apoyo durante un duelo y la pandemia a través de la videollamadas o teléfono también es sumamente beneficioso.

4. Aceptar que no será un proceso del todo fácil y permitirnos vivirlo desde nuestra singularidad.

Gabriela Guzmán Nachbauer,  Psicóloga Clínica Especialista en Duelo en Legal /Mente Atención, www.legalmenteatencion.cl

Digiqole ad

Relacionados