Nayalet Mansilla, primera Fiscal Regional de Ñuble

Para comenzar, ¿Quién es Nayalet Mansilla?

Soy abogada de profesión, estoy felizmente casada, soy madre de dos hijos y trabajo en el Ministerio Público desde hace 16 años aproximadamente. Comencé como Fiscal en el año 2003 en Concepción, y luego me fui en el año 2011 a la Sexta Región, pasé a Fiscal Jefe a partir del 2015, y ahora me encuentro como Fiscal Regional desde el año pasado.

¿Qué es lo más disfruta de su trabajo?

Lo primordial para mi es el servicio público, trabajar por y para las personas. 

¿Qué se siente ser la primera Fiscal Regional de la Región de Ñuble?

Una tremenda responsabilidad sin duda, ser Fiscal Regional implica estar a la cabeza de una institución dentro de la Región. Para mí, mi equipo ha sido un doble desafío, porque implica instalar la región, la Fiscalía propia de Ñuble y la impronta que uno le da como Fiscal a la persecución penal dentro de la región.  

Cuéntenos ¿Qué hace en su tiempo libre? ¿Tiene algún hobbie?

Entre la familia, el trabajo, la familia, los niños y todas las responsabilidades que tenemos las mamás, es complicado tener tiempo para un hobbie.

Pero lo que me gusta hacer cuando tengo un tiempito para mí, es leer, disfruto leyendo los fines de semana ya que tengo más espacios para la lectura, y también disfruto mucho viendo series y documentales, generalmente de hechos históricos. 

¿Un consejo que le daría a sí misma?

Que no trabajara tanto (risas), la verdad es que soy muy trabajólica y me cuesta un poco desconectarme. Siempre estoy pensando en proyectos que quiero llevar a cabo, y eso  a veces me pasa un poco la cuenta porque no me tomo mucho tiempo para descansar. Por eso lo fines de semana son sagrados para mí, porque puedo desligarme un poco de mi trabajo y compartir con mi familia. 

Para usted, ¿Cómo es la mujer de hoy?

Para mí la mujer de hoy ha venido ganando terreno en lo profesional y social. Una mujer mucho más empoderada, más consciente de sus derechos y libertades, pero considero que nos falta mucho por avanzar. Los cambios culturales no son rápidos, y por lo tanto, debemos continuar como venimos para seguir conquistando  nuestros ideales, de hecho, se puede notar que ahora las madres están mucho más involucradas con sus hijas para hacerles saber su papel  dentro de la sociedad y eso me llena de orgullo.

¿Algún mensaje que le quiera hacer llegar a las mujeres de Ñuble y el país en general?

Mi mensaje sería; si ustedes están siendo víctimas del delito intrafamiliar, no se queden calladas y denuncien. Eso es lo más importante, que hagan la denuncia, que no tengan temor y que sepan que nosotros les brindaremos todo nuestro apoyo en cuanto a la persecución penal de los imputados y así, podemos evitar que delitos de mayor connotación ocurran.