Ñuble avanza hacia una economía circular

Ñuble avanza hacia una economía circular

Municipios de la provincia Diguillín se suma a la gestión ambiental y conforma la Mesa provincial de Residuos Sólidos domiciliarios.

La Seremi de medio Ambiente de la Región de Ñuble, se encuentra organizando mesas colaborativas de trabajo en conjunto con los municipios de las tres provincias, para analizar la información actual del territorio en la materia de residuos sólidos, a nivel regional, provincial y comunal. El objetivo, en marco de la secretaria ejecutiva de Residuos en la Región de Ñuble (SERR), es trabajar de forma colaborativa en la gestión integral de residuos con los municipios y lograr una gestión sostenible de los recursos naturales, por medio del enfoque de la economía circular y el manejo ambientalmente racional de los residuos en todas las comunas de las provincias de Ñuble. 

A nivel regional, la generación de residuos sólidos domiciliarios y asimilables representa un 1,99% de la producción del país, el promedio producido por comunas de la región es de 7.107 toneladas (datos 2.018). 

La provincia de Diguillín agrupa la población más alta con un 66,5% de la población regional y concentra la mayor cantidad de residuos sólidos domiciliarios, con más de 100.000 toneladas al año (73, 64% de la región), siendo Chillán la que registra el mayor porcentaje con un 49% de generación de residuos, y San Carlos con 9,8%. La segunda provincia que registra mayor generación de residuos es Punilla con más de 25.000 toneladas (17,22%) y por último Itata, que genera menos cantidad con 13.000 toneladas (9,15%). (datos subdere 2.018)y existe una deficiencia en los actuales sistemas de recolección de residuos, así como también en los servicios de transportes y disposición final, lo que es una variable ambiental preocupante para la región. 

Por esta razón la provincia de Diguillín conformó la mesa de trabajo de residuos sólidos domiciliarios con los encargados ambientales de las comunas de Chillán, Chillán Viejo, Pemuco, Pinto, Yungay y San Ignacio. En la instancia, cada uno de los municipios realizó su diagnóstico de sus principales dificultades, como el servicio de recolección y el porcentaje de éste y progresos como iniciativas sobre valorización de residuos e iniciativas de reciclaje.  

Cabe destacar que siete de los nueve municipios de la provincia, cuentan con la certificación ambiental (SCAM), lo que se traduce en un  interés de la población en dejar atrás el modelo lineal, la cual se basa en explotar los recursos al máximo, generando productos que van directamente a disposición final o centro de acopio y mirar hacia la economía circular a través de la valorización y tratamiento de los residuos sólidos domiciliarios; esto gracias a la gestión de los municipios y la propia comunidad. 

“En Ñuble más del 60% de los residuos son orgánicos, por eso son muy importantes las iniciativas de áreas verdes y valorización de residuos , además existen pocos gestores y recicladores de base, por lo que debemos trabajar en conjunto para fortalecer las  iniciativas que contemplen educación ambiental para tratar los residuos, principalmente de los productos prioritarios y de esta manera se disminuiría un gran porcentaje de la disposición final.”, señala Marta Solís profesional de la seremi del Medio Ambiente.  

Por su parte, Patricio Caamaño, Seremi del Medio Ambiente, agradeciendo la participación y colaboración de los municipios de Diguillín, señala: “Gracias a estas instancias podemos avanzar en la estrategia regional de residuos, apoyando la gestión de los municipios para generar la base de información actual para el trabajo que viene. Hoy se están implementando leyes, planes y programas que nos ayudan a avanzar, como la Ley REP que busca promover hábitos más sustentables en el manejo de residuos y lo que viene con la normativa de envases y embalaje. Invito a todos municipios y ciudadanos de Ñuble a usar las herramientas que dispone el Ministerio del Medio Ambiente destinados a potenciar y fortalecer las buenas iniciativas, como los Fondos de Protección Ambiental o los Fondos para los reciclajes y la certificación ambiental SCAM para los municipios y participación en las consultas ciudadanas propuestas por el MMA”.  

La comuna de Chillán cuenta con 125 puntos verdes y tiene la ambiciosa meta de instalar un punto verde por cada establecimiento educacional municipal, gracias a la gestión del Municipio, juntas de vecinos e instituciones y son cerca de 15 camiones que recorren el radio urbano de la comuna, en sectores rurales recorren 1 o 2 veces por semana, dependiendo del sector. El centro de acopio de Chillán, tiene la capacidad de recibir vidrio, aceite, latas, botellas plásticas, cartones y pilas, siendo este último residuo el que conlleva un costo más alto, por la resolución sanitaria que debe cumplir el municipio por ser calificado un residuo peligroso, el cual debe estar en el centro de acopio por un periodo no mayor a seis meses. Además, se ha implementado una estrategia de residuos orgánicos entregando microcompostera y vermicomposteras a los vecinos. 

Respecto al vidrio, que es un problema recurrente en las comunas, Chillán ha firmado un acuerdo con Coaniquén (fundación sin fines de lucro), para instalar una tolda de acopio de vidrio de 20 mts cúbicos, la cual se traslada a la planta de coronel que destina el material a Cristalería Chile, generándose así una economía circular.  

El compromiso de los encargados ambientales, es entregar toda la información actualizada a la secretaria regional para avanzar en las estrategias que se implementarán a futuro.  

Digiqole ad

Relacionados