Perdónate y aprende a perdonar

Todas las mañanas veo charlas y estudio sobre motivación y auto indagación humana. Desde hace dos años estoy con esa costumbre que se convirtió en un hábito diario. Es tan importante poder entender que gran parte de nuestra vida ocurre dentro de nuestra mente y muy poco ocurre afuera.  Estaba viendo una conferencia sobre Miguel Ruiz, gran maestro espiritual mexicano, que hablaba sobre el arte del perdón y cómo se convierte en un proceso liberador en nuestra vida.

El ser humano está lleno de heridas emocionales que vamos llevando durante mucho tiempo y que nunca paramos para reflexionar que tanto daño nosotros mismos nos hemos hecho. Si alguien te humilla, te insulta o te trata mal, tienes dos opciones o sentirse pésimo porque tomas para ti las palabras dichas o simplemente no tomas el veneno que esa persona te está ofreciendo.

Quisiera hacer una profunda reflexión sobre lo que enseña Ruiz sobre el arte del perdón personal.  Tenemos que aprender a parar y reflexionar sobre tantas cosas que nosotros hemos permitido que pasen en nuestra vida y que nos terminan hiriendo y machucando nuestro interior sin darnos cuenta. Es por eso que si quisiéramos ser felices y vivir en constante paz, tenemos que perdonarnos a nosotros mismos por tantas cosas y situación que hemos permitido que nos hieran profundamente. La persona que se ha perdonado interiormente será  capaz de perdonar a los demás.

Cuántas veces nos maltratamos con palabras que nos hieren, como por ejemplo nos encontramos muy gordos, muy flacos, estúpidos, imbéciles y tantas otras palabras que hemos dichos a nosotros mismos que nos terminan hiriendo. Si por si acaso no sabías las palabras tienen un impacto directo en nuestro cerebro. Es por eso que tenemos que tener mucho cuidado cómo las empleamos en el día a día.

Quiero contar una historia que me marcó como persona. Hace un tiempo hice una charla en el salón Lázaro Cárdenas en Chillán. El tema era la felicidad y el soltar aquellas cosas que nos hacen mal, estuvimos junto a la fundación Luces del Futuro haciendo este encuentro que permitió a muchas personas comenzar a cambiar sus mentes y despertar sus conciencias a una vida plena. Al terminar la conferencia, muchas personas se acercaron para saludarme y para hacerme diversas preguntas, pero me llamó la atención dos mujeres que me estaban esperando afuera del auditorio: querían hablar conmigo. Al momento de acercarme a ellas solo tenían palabras de gratitud hacia mi persona. Era una mamá y una hija, la última con una depresión terrible.  Ambas adultas que vivían peleando por causa de la enfermedad mental. Pero fue la charla, la autoindagación y la decisión de la hija que con valentía me dijeron que se habían perdonado y habían soltado todo aquel resentimiento, rabia, enojo, hipocresía que gobernaba sus mentes.  “Perdoné a mi madre y ahora quiero sacar de mi mente pensamientos suicidas. Quiero vivir al máximo esta vida”, declaraba la joven con lágrimas en sus ojos. Quedé totalmente impresionado con lo que vi en esa noche. Una decisión junto con la fuerza de voluntad de una persona puede cambiar el destino de una familia. Mis felicitaciones a esas dos mujeres que se liberaron y comenzaron a vivir de verdad.

Hoy te quiero llevar a otra dimensión, la dimensión del perdón. Que en primer lugar tú te perdones por tantas cosas que has permitido en tu vida y que te han herido mucho. Y que en segundo lugar perdones a tu alrededor porque sanarás tu corazón. Pienso que el mayor favorecido al momento de perdonar a los demás somos nosotros mismos, aunque muchas personas piensen lo contrario. No te coloques desde una posición de orgullo y autoridad al no perdonar, mejor colócate en una posición de libertad y sale de la prisión emocional que el ego te tiene condenado.   Practica el auto perdón, el dejar ir y el soltar de una vez por todas, Vive Diferente, Vive Plenamente.

Joaquin Pincheira

Periodista, Conferencista, experto en Inteligencia Emocional y motivación.